Nueva práctica Nueva práctica

Las tecnologias disminuyen las Fronteras sociales

Los recursos inclusivos o asistivos mejoran la calidad de vida de personas con discapacidad

Irene Barella, especial para LogicalisNow

FacebookTwitterLinkedIn

650millones

de personas tienen alguna discapacidad, siendo que el 80% vive en países en desarrollo

Siempre buscando superar limitaciones y obtener una mejor calidad de vida, las personas con discapacidad enfrentan toda clase de desafíos, pero también cuentan con recursos tecnológicos. Sin embargo, dichos recursos son escasos y todavía tienen un costo muy elevado. Los datos publicados en agosto de este año por el Centro Regional de Información de las Naciones Unidas revelan que alrededor del 10 % de la población mundial (650 millones de personas) tienen alguna discapacidad, siendo que el 80 % vive en países en desarrollo.

La Tecnología Asistiva (TA) enfrenta algunos retos para volverse más popular. Además del costo y de la baja cantidad de recursos, existe la idea de que no es un gran mercado consumidor. La verdad, sin embargo, es que hay un enorme potencial por explorar. Al crear condiciones ideales para la accesibilidad a sitios y portales B2B – iniciativas defendidas por el Movimiento Web para Todos y por Essential Accessibility –, seguramente aumentarán las ventas.

El artículo 74 de la Ley Brasileña de Inclusión les asegura acceso a servicios y condiciones específicas a las personas con discapacidad. Sin embargo, importantes logros han quedado estancados por la congelación de inversiones públicas en salud, educación, derechos humanos, ciencia y tecnología. “Creo que brindarle información al ciudadano con discapacidad es un gran arma, que le dará la posibilidad de acceder a los recursos y provocará las acciones gubernamentales necesarias”, cuenta Rita Bersch, directora de Assistiva Tecnologia e Educação.

Buscando mejoras

A pesar de los desafíos, hay acciones positivas. En septiembre de 2018, se realizó el Congreso Brasileño de Tecnología Asistiva, en Bauru, Brasil, con el objetivo de desarrollar esta área de conocimiento en el país. Al mismo tiempo, fabricantes y científicos se dedican al desarrollo de herramientas digitales para introducir a las personas con discapacidad en la vida cotidiana del trabajo, de la familia, cultura y entretenimiento. Hay ejemplos conocidos, como el mouse de computadora controlado por los ojos, el software para personas con Síndrome de Down y autismo, y las aplicaciones que indican qué sitios son accesibles.

Al crear condiciones ideales para la accesibilidad a sitios y portales B2B seguramente aumentarán las ventas.

Además, hay innovaciones que van desde artefactos, como bastones luminosos, pasando por software (sencillos y sofisticados), llegando a la robótica, a la Inteligencia Artificial y a las redes neuronales artificiales, aún incipientes.

Apps para accesibilidad

Hay evolución, pero todavía estamos lejos de la ciencia ficción. En Francia, los especialistas en robótica de la start-up Wandercraft crearon Atalante, un exoesqueleto que ayuda a los que han perdido los movimientos de los miembros inferiores, ancianos y pacientes de enfermedades degenerativas.

Otros robots, más sofisticados y mucho más caros, han sido desarrollados específicamente para socializar a personas autistas. Las universidades y los grandes fabricantes trabajan para evolucionar y mejorar. La empresa LG, por ejemplo, presentó en la Feria de Tecnología de Berlín 2018 la familia de robots CLOi y el exoesqueleto SuitBot. El científico experto en robótica Hiroshi Ishiguro, de la Universidad de Osaka, presentó en agosto un robot infantil llamado Ibuki, capaz de interactuar como un ser humano.

Exoesqueleto Atalante, que ayuda a las personas con parálisis en los miembros inferiores a caminar

Hay una aplicación gratuita de Samsung Brasil, llamada Audio Acordes, que les enseña a los no videntes cómo tocar la guitarra sin tener que usar Braille. Cuenta con varias funciones y trae un audio-diccionario que les enseña a los principiantes los primeros acordes. El sitio oficial de la marca en Brasil ofrece Hand Talk, para que los sordos tengan acceso al contenido. La empresa Microsoft, a través de AI for Accessibility, anima a las empresas a ofrecer mejoras para personas con discapacidad. Además del aspecto financiero, la compañía estimula la accesibilidad de otras formas: lanzó Azure IOT Edge Runtime, que le dará a los desarrolladores más control sobre cómo sus dispositivos se pueden conectar con soluciones en la nube.

Conocimiento local

Tenemos también ejemplos de innovación y creatividad local. El músico Reinaldo Amorim Casteluzzo, de Petrolina, Brasil, desarrolló una guitarra que se puede tocar con una sola mano. Jonathan da Silva Santos, que tiene un bajo porcentaje de visión, se decepcionó al ver un equipo para lectura de casi R$ 20 mil. Como la necesidad es la madre de la innovación, decidió desarrollar una aplicación llamada EyeFy, con la ayuda de Nizam Omar, su profesor de IA en el curso de posgrado en Ingeniería Eléctrica y Computación de la Universidad Mackenzie.

La aplicación, gratuita y disponible en Play Store, está dirigida a personas invidentes, con restricción ocular o analfabetas, y tiene procesamiento local, en el propio celular. Por eso, no requiere internet para ‘escuchar el texto’. “Se puede leer, rápidamente, un cartel en la calle”, explica Santos. Basta con abrir la aplicación, apuntar la cámara del smartphone a lo que se quiere leer, mantener el dedo sobre la pantalla y retirarlo después de algunos segundos.

Con la tecnología de impresora 3D, que crea prótesis de alta funcionalidad y 80 % más baratas, Lucas Santiago y Arturo Vaine ayudan a los pacientes con agenesia a mejorar su calidad de vida.

El proyecto, totalmente nacional, fue desarrollado por la start-up Santiago Tecnologia, de Curitiba, Brasil.