Caso de Éxito

Belo Horizonte una ciudad inteligente

FacebookTwitterLinkedIn
Capítulo 1
Historia
El concesionario tiene como misión modernizar el parque de iluminación pública de Belo Horizonte

mil

puntos tele-gestionados hasta el momento

%

es la expectativa de reducción de consumo

R$

millones es la suma que prefectura ahorrará por año

Cada vez más, vemos que las Smart Cities se están convirtiendo en realidad. Lo interesante es que, para experimentarlas, no hay que ir muy lejos: la legislación actualizada de la gestión de la iluminación pública, BHIP obtuvo la concesión de la iluminación pública de la capital de Minas Gerais.

Debido al alto costo del consumo de energía y a la necesidad de mantenimiento constante, el concesionario tiene la misión de modernizar el sistema de iluminación de Belo Horizonte para asegurar la disponibilidad y calidad del servicio. Además de atender las normas técnicas y requisitos de la municipalidad, el concesionario instalará un sistema de telegestión, transformando la iluminación pública de Belo Horizonte en un proyecto innovador y alineado al concepto de Smart Cities.

“Es un proceso complejo, que requiere un trabajo muy estratégico y de gran responsabilidad. Por eso, buscábamos un aliado que pudiera garantizar la calidad del servicio para enfrentar los desafíos que aparecerán a lo largo de este proyecto pionero en el país”, explica Marcelo Bruzzi, CEO de BHIP.

Para realizar este proyecto, el concesionario tuvo como aliado a Logicalis, que ofreció soluciones tecnológicas adecuadas y cumplió con un alto nivel de servicio necesario en este segmento.

Juntas, las empresas desarrollaron el principal proyecto de iluminación pública de América Latina

Capítulo 2
Proceso
Solución de telegestión controla remotamente toda la luminaria pública de la ciudad

Basada en los conceptos de Smart Grid e IoT, la solución de telegestión es capaz de monitorear remotamente todas las lámparas telegestionadas de la ciudad. Con la tecnología, la municipalidad recibe información en tiempo real para tomar decisiones y realizar acciones preventivas. De esta manera, antes de recibir un aviso de los ciudadanos sobre la falta de luz en algún lugar, puede tratar el problema de forma proactiva.

Para transformar la telegestión en realidad, el primer paso fue reemplazar los sensores fotoeléctricos por dispositivos que envían información de la lámpara al software de gestión. El sistema es controlado remotamente por un operador del concesionario e integra todos los datos capturados por los sensores, lo cual permite tomar decisiones más precisas y, consecuentemente, enviar comandos a los postes de iluminación.

En su primer año, el proyecto ya cuenta con 12 mil puntos telegestionados, y a fines de 2019 tendrá 18 mil puntos más, o sea, alrededor del 20% de la estructura.


Capítulo 3
Beneficios
La ciudad consigue reducir los costos a través de la energía y puede ofrecer nuevos servicios a la población

1

Reducción de los costos de mantenimiento a través de la visualización de fallas


2

Reducción de gastos de energía eléctrica por la activación y dimerización de las luminarias


3

Reducción del tiempo de reparación de problemas, a través de la identificación geográfica


4

Posibilidad de futuros ingresos adicionales por el uso de la red de IoT en funcionamento

La importancia del modelo

Gracias a las soluciones mencionadas, este es el principal proyecto de Smart Cities en curso en Brasil y América Latina. Además, mejora la gestión del uso de energía, porque la tecnología permite, por ejemplo, ajustar la intensidad de iluminación de las calles según la demanda, al igual que prender y apagar las lámparas remotamente, de acuerdo con la información enviada por los sensores. Esto contribuye a reducir hasta un 45 % del consumo, lo que puede representar un ahorro anual de R$ 25 millones para la municipalidad.

La red de servicios

Los sensores y dispositivos inteligentes formarán parte de una red de servicios de valor agregado para la ciudad, lo cual genera más comodidad para el ciudadano de Belo Horizonte ya que el proyecto impacta positivamente en la seguridad de la ciudad. Al mejorar el servicio de iluminación en las calles, contribuye a su vez en la reducción de accidentes nocturnos y de la criminalidad. Además, el proyecto será beneficioso para el concesionario, que tendrá ingresos extras gracias a esta tecnología.

La infraestructura

La infraestructura de comunicación implementada a partir de este proyecto permite adoptar una serie de tecnologías de Smart Cities, la cual puede ser interesante para otros segmentos de la sociedad con soluciones que pueden ayudar, por ejemplo, a hacer el monitoreo inteligente del tráfico de vehículos, con la utilización de sensores en los semáforos, y mejorar la gestión de las plazas para estacionar en la calle con Smart Parking.

Además, se podrán agregar soluciones de gestión ambiental, como sensores para medir la calidad del aire, previsibilidad pluviométrica para medir el índice de lluvia, alcantarillas inteligentes para ayudar a recolectar la basura y avisar sobre posibles puntos de inundación.

“Con este proyecto, damos un gran paso en dirección a la construcción de ciudades inteligentes en Brasil, porque impulsa otras iniciativas que significan mejoras para la ciudad y sus ciudadanos”

Marcelo Bruzzi, CEO de BHIP